Juego de Tronos PDF Descarga gratis

Juego de Tronos PDF Libro completo en español Gratis.

Encuentra todos los Mejores libros de Novelas de todos los tiempos. Un gran catalogo de libros en español para leer. Los libros son Totalmente GRATIS y libres de virus.

Juego de Tronos

Ficha Técnica del libro
Nombre del libro: Juego de Tronos
Fecha de publicación: 6 de agosto de 1996
País de Origen: Estados Unidos
Editorial: Bantam Spectra
Autor(es): George R. R. Martin (George Raymond Richard Martin)
Numero de paginas: 694

Resumen corto del libro Juego de Tronos PDF

Capítulo 1 – El Último Vástago De Valeria La Casa Targaryen

Este mundo no siempre ha sido tan minúsculo y banal, hace miles de años mientras el resto de los hombres rezaba a los dioses, los validos reinaban, por su magia o su fuerza de voluntad dominaron a las mayores criaturas de la historia, un caballo garantiza al hombre el dominio de la tierra, una nave el del mar, pero los dragones nos entregaron el cielo y también todo y a todos cuantos hay bajo él, en su cenit mis ancestros gobernaron el mundo conocido, lo que no dominábamos no valía la pena conocerlo, la capital de Valeria avergonzaba a las magníficas ciudades del este, los martillos y los cinceles no eran comparables con el fuego de dragón y la hechicería eran una ciudad y un imperio, elegidos para perdurar hasta el fin de los tiempos, pero no fue así, hace 400 años la maldición cayó sobre Valeria, las montañas se abrieron como huevos, los lagos y los ríos sirvieron fuentes de fuego, cenizas y humo surgieron del suelo, tan altas y tan ardientes, que incluso los dragones ardían en vuelo, la tierra se quebró y el enfurecido mar la invadió, en unas horas la mayor ciudad de la historia se convirtió en historia, pero mis ancestros no ardieron y se ahogaron con el resto de su raza, doce años antes de la maldición, y a pesar de las burlas de sus rivales, Einar Targaryen abandonó la capital con su familia, las leyendas afirman que su hija presagio en un sueño la destrucción de la ciudad, es muy probable que Einar cometiese algún desaguisado en la corte y prefiriera el exilio a la ejecución.

El y la casa Targaryen se marcharon a una lúgubre remoto y perdida isla, perdida nunca más, con artes ya perdidas para el mundo, transformamos un pequeño puesto avanzado en roca dragón, una fortaleza adecuada para los últimos señores de dragones, los descendientes de Einar se asentaron allí como si fuera una tumba dedicada a su patria perdida, hasta Aegon, cuando miraba al este veía el pasado, viejo cansado muerto, pero cuando miraba al oeste, veía el futuro, oro en el suelo, oro en los campos y ningún dragón en el cielo salvo el suyo, él y sus hermanas Remis y Vicenia ya volaron al gran continente, ilustres visitantes en tierra extraña, pero cuando Aegon en regreso, encargó la construcción de una grandísima mesa tallada con la silueta de poniente, con todos los ríos y montes importantes que habían visto, un mapa privado de los siete reinos, por entonces regidos por siete familias en liza, la Casa Durrandon gobernaba las tierras de la tormenta desde bastión de tormentas al sur de roca dragón, la Casa Hoare de las islas del hierro también había conquistado y esclavizado las tierras de los ríos y las dominaba desde Harrenhal, con un monstruoso castillo que se alza en la costa del ojo de dioses, la Casa Stark poseía las heladas tierras del norte, el más antiguo vasto y despoblado de los reinos, la Casa Lannister regía las tierras de occidente, el reino más rico gracias a sus minas de oro, la Casa Gardener gobernaba el dominio, el segundo reino más próspero gracias a sus cosechas, la Casa Arryn dominaba el valle o más bien el valle la dominaba a ella, las montañas eran impenetrables salvo por la puerta de la sangre, que jamás había sido tomada, la casa Nymeros Martell reinaba en los desiertos del horno, posiblemente porque nadie más los quería, juntos, los siete reinos componían poniente un reino que aún no era un gobernado por grandes familias que no sabían lo que era la grandeza, Aegon se lo enseñaría.

Capítulo 2 – Invasión

Aunque la Casa Gardener se auto titulaba Reyes De La Tormenta, era poco más que una brisa, su reino en las tierras de la tormenta barruntaba a su fin desde hacía algunos siglos, con la ayuda de varias casas, sobre todo la Casa Hoare, que ya casi había finalizado el monstruoso castillo de Harrenhal, demasiado grande y costoso para gobernar tan solo las tierras de los ríos, el Rey Águila que sabía hacia dónde avanzar y han pronto los hijos del hierro, aunque un rey que quiere conservar su corona, debería cuidarse de un hombre con monstruos que exhalaban fuego, pero al rey Águila de Arryn se le conocía como el arrogante por algo, decidido a acabar con el declive de su familia, envió un legado a roca dragón a fin de reclutar a Aegon Targaryen y sus dragones contra sus enemigos, a cambio Águila que ofrecía tierras que no tenía y una esposa que ello no necesitaba, pues siguiendo la costumbre Valeria, Aegon se había casado con su hermana mayor Vicenia y olvidándose de esa costumbre, tomó a la más joven Remis, dos hermanas dos esposas, tal vez por eso estaba tan dispuesto a salir de roca dragón, Aegon se opuso a águila con cortesía, envió a su propio legado solicitando que la mano de la princesa Durrandon se entregase al amigo más íntimo de Aegon y medio hermano, según los rumores Orys Baratheon, Águila a la que respondió con una caja y una nota estas son las únicas manos mías que recibirá vuestro bastardo, dentro de la caja estaba en las manos del mensajero de Aegon, cuánto tiempo llevaba ahí aun esperando un pretexto así, cuando su ejército se aprestaba a zarpar, envió cuervos a todo gran señor de los siete reinos, todos llevaban el mismo mensaje, desde aquel día no habría sino un solo rey en poniente, quienes se mostrasen ante el don de la casa Targaryen conservarían tierras y títulos, quienes se enfaden en armas contra él serían derrotados, humillados y destruidos, pobre viejo alguien no podía igualar a él en arrogancia, Aegon desembarco en la desembocadura del aguas negras y construyó un primitivo fuerte y gong en las disputadas tierras entre los reinos de Arryn y Águila, así que nadie sabía quién era el que tenía un problema, siguiendo las costumbres de los siete reinos, Aegon desplegó su estandarte con un dragón de tres cabezas exhalando fuego sobre campo de sable, Vicenia lo coronó con una diadema de acero alirio cuajada de rubíes, mientras Remis lo proclamaba primer rey del continente desde la era del amanecer, mientras sus señores y los lugareños lo aclamaban, Aegon nombró a sus leales amigos miembros del pequeño consejo presidido por Orys Baratheon, para la acción a quien denominó mi fuerte mano derecha el título arraigo y un bastardo se convirtió en la primera mano del rey, de momento el rey no te comprendía tan solo una isla rocosa y un puñado de campos, los otros reyes tenían mayores ejércitos, más barcos castillos y milenios de gobierno, pero ahí contenía dragones y había elegido el lema de su casa fuego y sangre, antes de que acabara los ríos los campos y los cielos se tornarían rojos.

Capítulo 3 – La Casa Hoare Con Reyes Hijos Del Hierro De Las Tierras De Los Ríos

Harryn de la casa Hoare heredó un reino, que se extendía desde las islas del hierro al tridente, un reino demasiado grande para gobernar lo desde un castillo tan humilde como paricc, durante 40 años saqueo las tierras de los ríos haciéndose con piedra madera y esclavos para construir una morada digna de él, según la leyenda los alarifes colocaron la última piedra de Harrenhal, justo el día en que Aegon desembarco en poniente podría haber sido un augurio divino, pero hasta los alarifes querían escapar de allí antes de que llegaran los dragones, y no eran los únicos cuando Aegon se acercaban los señores de las tierras de los ríos se revolucionaron encabezados por la Casa Taly ,dudo que Harrenhal lo notase, Harrenhal podía repeler una armada de un millón de hombres, ninguna escala podía someter sus murallas y ningún ariete podía hacerles mella, el castillo era más impenetrable que el coño de una solterona, cerró sus puertas en torno a si, sus hijos y sus hijos del hierro, y aguardó a que las huestes de higos se enfanga sen en el lago, cuando Aegon en por fin vio el monstruoso castillo pidió parlamentar, Harryn se lo concedió, Valeria había sido el mayor imperio que el mundo había visto, Harryn quería mear en sus cenizas, rendíos ahora y seguiréis siendo señor de las islas del hierro, rendidos ahora y vuestros hijos vivirán para gobernar después, veis mi ejército cercando vuestros muros y veis a mis dragones, lo que veo ante mis muros no me inquieta en absoluto esos muros son fuertes y gruesos, los dragones vuelan pero las piedras no arden, cuando el sol se ponga nuestro linaje acabará, Harryn escupió y regreso a su castillo, una vez dentro prometió tierras riquezas y las hijas de Taly a quien consiguiera acabar con Aegon o con su dragón al ocultarse el sol en el horizonte, todos los hombres de Harryn patrullaban por las almenas, oyendo aleteo sacaba golpes de viento, pero la luna se alzó y descendió, y no apareció ningún dragón, mientras los hijos del hierro guardaban las almenas, Aegon condujo su dragón Valerio más y más alto el cielo estrellado, tan alto que hasta el gran castillo de Harrenhal parecía un hormiguero, luego se cernieron sobre el castillo mira dentro de las murallas vigiladas, las cinco torres de Harrenhal se alzaban hacia Aegon como una mano, Valerio un abrió la boca y bañó todos los dedos en llamas, Harryn tenía razón, la piedra no arde, pero los hombres si, y aunque fueran hijos del hierro, el dragón transformó a mis ancestros en cenizas que asfixiaban a los supervivientes cuando gritaban, los soldados de Harryn saltaron de las almenas y murieron, se estrellaron contra las murallas y murieron, huyeron a través del patio de armas y murieron, Harryn y sus hijos se cobijaron en el interior del castillo, la piedra no ardió, pero cuando Valerio les atacó con su fuego se puso al rojo vivo, el mayor castillo del mundo se transformó en el mayor horno del mundo, cocinando al último de la Casa Hoare su interior, fuera de los muros del castillo las torres de Harrenhal brillaban rojas en la noche y comenzaron a retorcerse y fundirse como cinco grandes velas de piedra líquida que descendía por sus costados como si fuera cera, a la mañana siguiente, Aegon forjó unas nuevas tierras de los ríos, nombró al rebelde Elkin Taly señor supremo del tridente y obligó a los demás señores de los ríos a jurarle fidelidad para su nueva coalición, durante siglos la Casa Hoare había aterrorizado a las tierras de los ríos, bajo la Casa Taly y volverían a recobrar la paz y la prosperidad.

Cuando el castillo se enfrío y entraron los hombres Aegon se aventuró en las ruinas en que había convertido Harrenhal, vio los cuerpos carbonizados la piedra calcinada y las espadas fundidas de sus antiguos enemigos, para confusión de sus hombres ordenó que se recogieron las inútiles espadas y se enviasen a fuerte Aegon.

Capítulo 4 – La Casa Durrandon Los Reyes De La Tormenta

Mientras Aegon marchaba sobre Harrenhal tras su coronación, Orys Baratheon había llevado al grueso de sus fuerzas y a sus reinas Remis con su dragón al sur para iniciar su invasión, Águila el arrogante rey de las tierras de la tormenta Águila tenía su sede en bastión de tormentas, un castillo considerado el más fortificado de poniente, después de Harrenhal, Águila que sería arrogante pero no era estúpido ni cobarde, sus señores le aconsejaron que cerrarse las puertas y aguardar sea la sección, pero yo lo que había pasado en Harrenhal y se negó a morir como un cerdo asado en su propio castillo, conocería la victoria o la derrota del mismo modo, espada en mano, llamó a sus banderizos y marchó para reunirse con Orys Baratheon en el campo, gracias al dragón de Remis, Veraxys, Orys supo que alguien llegaba cuántos hombres tenía y a qué velocidad marchaban, así que ahora Orys simplemente se asentó en un terreno elevado y aguardó Águila en las colinas, cuando Ambas Huestes se aproximaron el viento se alzó para recibirlas y la lluvia cayó a raudales, una galerna que daría su nombre a la batalla la última tormenta, los señores del rey Águila que le aconsejaron que aguardase a que mejorarse el tiempo, pero el rey de la tormenta vio que la lluvia golpeaba en el rostro a los hombres de Baratheon en sus colinas, y águila vio que su ejército era el doble del de palacio con cuatro veces más caballeros y caballos acorazados, águila que atacó tres veces dirigió águila que sus hombres contra la línea de palacio, pero las colinas eran empinadas y la lluvia había enlodado el suelo, los caballos de guerra se atascaban y respaldaban y las cargas fracasaban, la batalla parecía perdida hasta que águila que ordenó a sus lanceros que ascendieron por la colina, cegados por la lluvia los hombres de balanceo no los vieron hasta que ya fue tarde una colina cayó luego otra y otra, hasta que sólo quedó una en el centro del ejército de Baratheon, si Águila lograba penetrar, podría dividir al ejército invasor en dos mitades, Águila y sus hombres acometieron y rompieron la línea de Baratheon, revelando a la reina Remis y a Veraxyz, la vanguardia de Águila ardió en llamas y sus hombres se aterraron, la carga de la victoria se transformó en un caos y el propio Águila fue derribado del caballo, pero no se rindió, cuando Orys Baratheon llego, cayó al viejo rey resistiendo con una docena de hombres y otra media docena muertos a sus pies, Orys descabalgó para reunirse con el rey a igual altura y ofreció a Águila, que una última oportunidad de rendirse, pero Águila dijo: “mientras la tormenta los azotaba, el viejo guerrero y el barbudo joven lucharon por la vida y por el reino”, al final Águila obtuvo su deseo, murió espada en mano, al difundirse la noticia de la muerte de Águila, sus señores y caballeros arrojaron sus espadas y hubieron, Orys y su vanguardia cabalgaron hacia bastión de tormentas para reclamar su castillo para ellos, pero encontraron las puertas atrancadas y los muros defendidos, la hija de Águila que había asumido la corona, y la nueva reina de la tormenta era tan dada a la rendición como su padre, declaró que Orys tan sólo ganaría huesos sangre y cenizas allí, pero sus hombres eran más débiles que ella y aquella noche Orys vio como le entregaban a la hija de Águila amordazada, encadenada y desnuda en su campamento, Águila la que se había negado a concederle a Orys su mano, ahora podía tomar cualquier parte que deseas, pero Orys desencadenó a la joven la envolvió con su capa y le sirvió una copa de vino, le dijo que adoptaría las armas la bandera y el lema de la casa de Durrandon, para honrar el coraje de su padre en la última tormenta, le venía muy bien ya que horas carecía de todo eso, el ciervo coronado se convirtió en el sello de la casa para acción y bastión de tormentas en su sede, la hija de Águila que permanecería en su hogar, aunque como señora en lugar de princesa, las tierras de la tormenta ya eran Aegon y como tributo éste exigió las espadas de los hombres a quienes Orys había derrotado, con qué propósito, Orys lo ignoraba.

Capítulo 5 – La Casa Lannister, Reyes De La Roca Y La Casa Gardener Reyes Del Dominio

Aegon regía sobre todos de los siete reinos, pero constató que ya no podría hacerse con el resto, por primera vez en miles de años, los reyes dejaron a un lado sus rencillas y unieron fuerzas contra un enemigo común, mi antepasado el rey Loren de la casa Lannister encabezaba la familia más pudiente de los siete reinos, cuando el rey Loren unió sus fuerzas a las de Meryn, de la casa Gardener rey del dominio, tenían el ejército más poderoso de la historia conocido como puño de hierro, quería derrotar al aspirante a conquistador, aunque un puño de hierro puede partirle la cara a un hombre en batalla, quedarías como un tonto cazando pájaros o bestias con él y él contenía una criatura que era ambas cosas, los reyes jamás habían visto un dragón ni luchado con uno, habían combatido entre sí durante miles de años y la victoria siempre había sido para el que tenía mayor ejército, seguro que un ejército que quintuplicaba al ego podía lidiar con un dragón, pero él llegó con 3 aun, así los Lannister y los Gardener esperaban vencer, el campo de batalla que eligieron era una llanura de tierra firme y claros cielos, perfecto para los arqueros y la caballería, pero ninguno de los reyes había pensado porque el suelo era firme, no había llovido en una quincena, así que el trigo y los hierbajos estaban secos, perfecto para los dragones, al principio los reyes creían que se adaptarían con la victoria, cuando sonó el cuerno sus huestes envolvieron los flancos de Aegon, y su puño de hierro de caballeros montados penetró por el centro antes de que los dragones pudieran darse cuenta, pero entonces y con sus hermanas alzaron el vuelo y dirigieron sus dragones, no a dos soldados sino a los campos secos que los rodeaban, el puño de hierro se abrió y se convirtió en una mano que se extendía pidiendo clemencia, como y prometió, no obtuvo ninguna más de 4000 hombres murieron abrasados y otros 1000 mientras subían del fuego, decenas de miles regresaron a casa como monstruos quemados y reconocibles por las cicatrices, la casa Gardener jamás regresó, el campo de fuego cómo los juglares lo llaman se llevó al último del linaje Gardener y la casa Hoaren floreció en sus tierras como señores del dominio y guardianes del sur, en cuanto a mi ilustre ancestro, cuando el rey Loren vio la batalla perdida, cabalgó atravesando un muro de llamas y humo para salvarse o al menos para ser capturado heroicamente al día siguiente cuando arrojó su espada ante y Aegon prosterno, Aegon fiel a su palabra lo perdonó y confirmó a la casa Lannister como señores de roca Castearle y guardianes del oeste, porque no, un Lannister siempre paga sus deudas, y ahora debíamos nuestra vida a la corona, eso al menos hizo que valiera la pena siglos de servicio, además él tenía la manía de coleccionar espadas, no cabezas, añadió la de Lorena, la pila que sus hombres habían recuperado del campo de fuego y las envió al fuerte Aegon.

Capítulo 6 – La Casa Stark Los Reyes Del Invierno

Con la mayor parte del sur en manos de él con la mejor oportunidad de rechazar al conquistador residía en el norte si es que nos preocupaba intentarlo, a diferencia de nuestros rivales sureños los Stark reyes del invierno, no forjaron el norte como reino de gloria o de oro, hay poco de eso por aquí sino para sobrevivir, solo en poniente el norte recordaba cuando algo peor que los dragones devastó sus ejércitos, hace miles de años el sol se puso en el reino de los hombres y comenzó la larga noche, una nueva raza emergió del hielo y la nieve, los caminantes blancos,, no exigían una corona no ofrecían términos no perdonaban la vida a nadie y los muertos marchaban con ellos, con la humanidad enfrentada a la extinción un estar que recurrió a los hijos del bosque, los seres más antiguos de poniente y los convenció para aliarse con los hombres a los que en otro tiempo combatirán, juntos rechazaron a los caminantes hasta las tierras del eterno invierno y los aislaron de los siete reinos con el muro, cien leguas de hielo piedra y tierra ascendiendo hasta superar los quinientos codos de altura, para guardarlo fundaron la guardia de la noche, una hermandad juramentada para defender a los vivos de los muertos un voto que borra tanto títulos como crímenes, tras la larga noche el norte trató de olvidar que pertenecía a un continente quizá por orgullo, quizá por pura ignorancia, nunca se sabe con el norte, pero al extenderse la noticia de los dragones de Aegon, Torrent estar que el rey del invierno supo que no podía desentenderse de poniente, y convocó a sus señores en invernal, ya muchos necios obviaron el peligro mientras los demás apostaron sobre cuánto tardaría el sur en arder, Torrent el silencio con la orden de a prestar sus huestes y descender del norte a presentar batalla, mientras los reyes de la roca y del dominio ardían en el campo de fuego la mayor, fuerza norteña desde la larga noche cruzó el cuello hasta las tierras de los ríos, pero cuando el rey Torrent llegó al tridente, vio en la orilla opuesta la fuerza combinada de todos los reinos conquistados por él con, un ejército que era la mitad mayor que el de Torrent, y con tres dragones, aquella noche el rey Torrent convocó una asamblea de todos sus señores y consejeros, algunos querían luchar y confiar en el valor norteño para afrontar la jornada y arder en el tridente, los más sabios querían retirarse a Foso Keyling, la fortaleza que había rechazado todas las invasiones sureñas y arte era allí, un señor suicida quiso incluso en buscar el campamento de ellos en la oscuridad y matar a los dragones mientras dormían o al menos a sus jinetes, cuesta saber cuál habría sido su signo arder, ser descabezado desmembrado, quizá las tres cosas, mi ancestro escuchó su consejo y por la mañana cruzó el tridente bajo una bandera de parlamento, entonces el rey Torrent de la casa Stark depositó su antigua corona a los pies de Aegon y fue nombrado señor de invernalita y guardián del norte, y el rey que se arrodilló no tenían más remedio y gracias a él nuestros soldados regresaron a casa enteros e ilesos las espadas que él les arrebató no fueron retorcidas quemadas ni aplastadas aun.

Capítulo 7 – La Casa Arryn, Reyes Del Valle

El valle de Arryn era el último de los siete reinos que quedaba, antigua y orgullosa, la casa Arryn hizo lo que siempre hacía en tiempos de apuros, cerraron la puerta de sangre y selló el valle, entonces la reina regente Shara de la casa Arrym se retiró con su hijo, el pequeño Ronhel al nido de águilas el aire expugnar le fortaleza de su familia, desde la cima de la montaña podían divisar con claridad todo poniente con sus problemas ocultos bajo las nubes, pero un día la reina Shara entró en el patio exterior y halló a su hijo sentado en las rodillas de Vicenia Targaryen y comiéndose con los ojos a su dragón Veigar, que estaba a su lado, como si pidiese otro trozo de tarta en la cena, el pequeño rey preguntó a su madre si podía ir a volar en el dragón de aquella dama tan simpática, Vicenia sonrió a Shara y lo mismo hizo Veigar, recordando sus buenos modales Shara le preguntó si podía ofrecerle vino o comida, debiera estar fatigada tras tan largo vuelo, pero Vicenia lo rechazó, aburrido por la escasa atención de su madre, Ronhel exigió una respuesta pobre niño, ni siquiera comprendía la pregunta, Shara dudo por un momento, luego preguntó a Vicenia como madre si era seguro para el niño, Vicenia le aseguro que sí, qué remedio le quedaba a Shara, mientras su hijo circundaba el castillo, ella recogió su diadema, su corona de regente y la antigua corona halcón de la montaña y el valle que los Arryn habían llevado durante miles de años, Ronhel había ascendido a los cielos como rey pero aterrizó como señor, tal vez considerarse justo el cambio de sus antiguos derechos por unos minutos de vuelo como haría el niño, lo más probable es que me repararse en las tres coronas que yacían a los pies de Vicenia, ni reconocería las espadas de su guarnición junto a ellas.

Capítulo 8 – Aegon, Primero De Su Nombre

Las cabezas de poniente se habían inclinado ante Aegon, pero su corazón seguía latiendo libre, antigua la sede de la fe de los siete, allí moraba el Septor Supremo, el padre de los fieles que preservaba la obediencia de todo poniente salvo los salvajes del norte y sus dioses antiguos, cuando Aegon aterrizó en poniente el Septor Supremo se enclaustró en el septo estrellado y ayuno durante siete días y siete noches, uno por cada uno de los dioses, tan sólo recibió por estas molestias la sabiduría divina de que si antiguo se alzaba en armas contra el dragón la ciudad ardería tanto fieles como no creyentes, tras la sumisión de la casa Stark Aegon marchó sobre antigua, listo para una nueva batalla, pero hay unas puertas abiertas con el Sector Supremo recibiéndolo, el muy necio tuvo la arrogancia de garantizarle lo que Aegon ya había ganado y ungió al último Valyrio como Aegon de la casa Targaryen, primero de su nombre rey de los anda los y los primeros hombres señor, de los siete reinos y protector del reino, como si los títulos significas en algo para un hombre ante el cual el propio tiempo ahora se arrodillaba, los maestros dividirían la historia entre el antes y el después de la conquista, la mayoría esperaba que Aegon instalase su corte en antigua, pero poco después de su unción Aegon regresó a la desembocadura del aguas negras, donde había pisado poniente por primera vez, una pequeña ciudad había prosperado en torno a su primitivo fuerte e hijo, para honrar a su nuevo maestro los lugareños la llamaron Desembarco Del Rey que parecía más apta para un modesto caballero, con sus empalizadas de madera calles lodosas y montones de espadas inutilizadas traídas desde todos los lugares de la conquista, pero cuando llegó Aegon la convirtió en su corte la madera se transformó en piedra el negro fango quedó enterrado bajo la fortaleza roja y las espadas recogidas de los enemigos Aegon fueron fundidas por el fuego de dragón y se convirtieron en el trono idóneo para el conquistador y la mayor dinastía que el mundo haya conocido la casa tardarían, mi familia, mi trono o así tendría que haber sido.

 

Capítulo 9 – La Casa Martell, Princesa De Dorne

Mientras que el Aegon se auto titulaba señor de los siete reinos, en realidad tan sólo dominaba seis, el séptimo Dorne jamás se había postrado, Vicenia había volado al valle y regresó con su corona, imitando a su hermana Remis había volado sobre las huestes enemigas con un salvoconducto para Dorne y aterrizó en el castillo de su señora regente la princesa Media de la Casa Martell, Media tenía 80 años, era gorda calva y ciega a sus espaldas, muchos se mofaban de ella llamándola el sapo amarillo de Thorne, la hermosa Remis y seguramente pensó lo mismo al conocerla, exigió a la princesa Media a que se arrodillase ante su hermano e hijo, pensaba que dadas la edad y la salud de media, un simple voto de sumisión bastaría, pero la princesa dijo la reina que los Targaryen no eran queridos en Thorne y que ningún Martell se arrodillaría ni sometería en modo alguno por más que lo quemasen Phoenix podría haber montado sobre su dragón en aquel momento y asar a Media en su castillo como su hermano había hecho en Harrenhal, pero algo debió ver en los ojos de Media que le asustó y le hizo volver al desembarco del rey con la cola de su dragón entre las piernas, tras la coronación de Aegon, Remis regresó a Thorne con el Aegon y Vicenia y sus dragones, pero ningún ejército lo recibió en el campo y ningún señor los desafió en su castillo, al aproximarse los dragones Thorne sencillamente se vació, la Casa Martell había sabido de Harrenhal del campo de fuego, los dragones eran imbatibles en batalla pero las guerras eran algo más que batallas, sin oposición ni con reivindico Thorne pero en cuanto regresó a desembarco del rey sus soldados fueron arrojados desde las torres y su guarnición real desapareció en el desierto para no ser vista nunca jamás, salvo tal vez cuando los vientos cambian y las arenas escupen viejos huesos y piezas de armadura, Remis regreso a lomos de Veraxys, con la única intención de vengarse de media Martell, pero Thorne ya no estaba vacía, los dolientes mantuvieron la promesa de media y lucharon incluso ardiendo bajo el fuego de dragón y vencieron, un día el venado de una ballesta se clavó en un ojo de Veraxys y derribó al dragón del cielo la Casa Martell, continuó ilesa a diferencia de la infortunada Remis en su rabia Aegon y Vicenia prendieron fuego a cada castillo y a cada ciudad salvó lanza del sol tratando de volver al pueblo contra la Casa Martell, pero los Thormeses permanecieron leales y cuando Aegon un regreso a desembarco del rey hay o asesinos aguardando en las calles de su propia capital, de no ser por Vicenia, el conquistador no habría gozado de su conquista, mucho tiempo desde entonces el rey y su familia serían protegidos por los siete mayores caballeros del reino la guardia real, cuando Media murió durmiendo su débil y fatigado hijo pidió la paz, pero la vieja Media había agotado ahí también y éste concedió la propuesta, los Targaryen aún querían Thorne y al final lo habrían ganado pero no a punta de espada, lo comprarían como los grandes señores compran cualquier cosa con una hija.

 

Capítulo 10 – Los Últimos Dragones

Tras la conquista cuando los hombres miraban al cielo veían dragones, los nobles aprendieron a mantener la mirada gacha, pero los dioses no estaban por la labor de compartir los cielos, cuando Aegon murió el Septo Supremo condujo a la fe ya su ejército a la revuelta, afirmando que la tradición Valeria, de las gotas entre hermanos y hermanas era una abominación a ojos de los siete, aunque nadie sabía explicar de dónde provenían realmente los divinos padre y madre, mi ancestro mayor el sabio o mejor el cruel como los hombres lo vi superaban puso precio a la cabeza de cada sacerdote militante y milagrosamente de hace pronto regresó a los Septos.

Con Dorne dominada y la fe en su sitio no quedaba nadie en poniente que se opusiera a mi familia, así que empezamos a ponerlos entre nosotros, en la danza de dragones una princesa tardarían intentó arrebatar el trono a su hermano, gracias a su estupidez la mayoría de los dragones murieron, aunque por suerte uno la devoró antes de morir, pero aún sin nuestros dragones todavía éramos la sangre de la antigua Valeria, lo cual era igualmente peligroso, uno de mis necios ancestros no vio lo que distinguía a sus bastardos de nuestra familia y los legítimo a todos en su lecho de muerte, adoptando el nombre de juego oscuro los bastardos probaron su naturaleza y trataron de hacerse con el reino de su padre, cuando fracasaron sus hijos lo intentaron cuando éstos fallaron sus nietos probaron hasta que finalmente ser barrista en el bravo caballero de la guardia real asesinó a male es el monstruoso en la guerra de los reyes 9 peniques acabando así con el linaje fuego oscuro, al final sin nuestros dragones y con nuestra sangre mezclada con la de plebeyos no logramos ver la mayor amenaza que se cernía ante nuestros ojos, como dice el dicho cada vez que nace un Targaryen los dioses lanzan una moneda, debieron de lanzar una por el rey Aris ya que al principio parecía haber dominado la locura familiar, pero al hacerse mayor empezó a ver conspiradores por doquier y donde no lo sabía se esforzaba por crearlos, como guardia real suyo vive primera mano que si un rey no podía gobernar su propia mente no podría gobernar los siete reinos, apoyamos su reinado porque esperábamos que su hijo Riga restaurará el reino al ascender al trono, pero luego rigor demostró estar tan loco como su padre y secuestró a liana Stark hija del guardián del norte y la prometió con Robert Baratheon señor de las tierras de la tormenta, cuando el padre de liana y su hermano mayor exigieron justicia, el rey loco se la ofreció riendo mientras la ejecutaba, insatisfecho con tan sólo dos asesinatos el rey loco ordenó a John Harding señor del valle que ejecutase a sus dos guardianes, Robert Baratheon quiere dar estar en cambio John Jarrín llevó al valle a la revuelta, de testar se deslizó entre las sentinas reales y sublevó al norte y Robert ganó tres batallas en un solo día para unir las tierras de la tormenta a su coalición tan solo para ser derrotado por una hueste real y verse obligado a huir teniendo que abandonar su oficiado hogar de bastión de tormentas, la mano del rey al fin acorraló a Robert en la ciudad del septo de piedra y envió a sus soldados puerta por puerta para dar con el cabecilla rebelde, pero los aldeanos odiaban al rey loco llamaban a Robert y lo mantuvieron un paso por delante de los soldados hasta que sólo quedó un refugio, cuando los soldados se acercaban empezaron a tocar las campanas de la ciudad al oír el aprieto en que se encontraba Robert mi padre y yo no ring se dirigieron a las tierras de los ríos y reclutaron a mi abuelo Oster tal para ayudarles, juntos derrotaron al ejército de la mano del rey y rescataron a Robert, para celebrar y cimentar la alianza con los tales nuestro padre se casó con mi madre Katheryn y jon Arley lo hizo con mi tía liza tan sólo una quincena después ambos hombres regresaban al campo ya que el dragón por fin había despertado, mientras los vasallos de nuestro padre perdían todos sus reinos mi hermano Reagan estaba encamado con su amante, en cualquier caso la llamaremos distracción, pero rica recobró el sentido y regresó a desembarco del rey persuadió a nuestro padre para que convocase a su amigo perdido Lorca sin lanista el hombre más rico y poderoso del reino, el propio rigor conduciría el ejército real contra el usurpador rodea, en las orillas del tridente mi hermano peleó con el hombre a cuya esposa tenía secuestrada y el cual quería robarle su derecho de nacimiento, al final Robert lo deseo más, su masa machacó la armadura de mi hermano y sus rubíes cayeron al río como gotas de lluvia desvaneciéndose en la corriente, con la derrota de regar nada se interponía entre Robert y desembarco del rey imaginad la sorpresa del rey una quincena después cuando no dio ciervos sino leones junto a sus puertas, su antigua mano del rey Taiwán lanista había llegado a la capital con una fuerza que ni siquiera Robert podía igualar afirmando ser leal al rey, confiando en lo que quería creer Aris ordenó que se abrieran las puertas y las huestes de los lanista iniciaron las violaciones, el pillaje y el asesinato de los súbditos realmente leales al rey, cuando edad estar por fin llegó a la capital con el ejército de Robert halló las enseñas de los lanista colgando en la saqueada ciudad cuerpos de los tarjaren alfombrando sus calles y hacer Jaime lanista sentado en el trono de hierro a sus pies el rey loco Aris a 15 james proteger yacía en un charco de su propia sangre por un espadazo que tenía en la espalda lo haré dar podría haber agradecido a ser y Jaime el favor hecho al reino pero como era muy honorable condenó a ser Jaime por matar rey, es un apodo del que jamás escaparía a diferencia del ir edad Robert agradeció mi contribución a su gloriosa victoria perdón o mi delito y hasta permanecido en su guardia real junto a ser barista Anselmi que había sido herido en el tridente luchando junto a Reagan, cierto ambos habíamos hecho dejación de nuestros cargos con los Targaryen pero tal vez eso fuese lo que más le gustaba a Robert de nosotros, cuando mi padre presentó a Robert los cuerpos de la mujer de Reagan y sus dos hijos Ned Stark se encolerizó y exigió a Robert que enviase a su asesino a Thorne y a mí al muro, pero yo vi lo que no pudo ver, Robert estaba avergonzado por los cadáveres y más avergonzado por su alivio, sabía que los herederos de regar debían morir o su trono jamás estaría a salvo pero los héroes gloriosos no mataban niños, simplemente no castigaban a sus asesinos, sin duda yo habría sufrido un signo similar pero mi padre sabiamente nos había enviado a mi madre embarazada y a mí a roca dragón, cuando el usurpador envió a sus hombres a matarnos a mí ya mi recién nacida hermana para proteger su trono robado un caballero real nos sacó de allí atravesando el mar angostos talentos y así los últimos dragones de Valeria herederos de la mayor dinastía de la mayor civilización que el mundo haya conocido, ni en cloacas y se alimentaron de sobras en callejas un paso por delante de los puñales del usurpador y un paso por detrás de los susurros de su capitán de los espías varis, pero no oiremos siempre, algún día regresaré a mis reinos al frente de un ejército recuperaré mi trono y pagaré a los traidores con la única moneda que mi familia conoce fuego.

Nuestra opinión del libro Juego de Tronos 

No cabe ninguna duda de que este libro y todo lo relacionado a juego de tronos es bastante famoso y mediático hoy en día, alcanzando un éxito a nivel mundial exorbitante, pero sin duda este es un gran y digno libro de los comienzos de juego de tronos, aunque parezca imposible hace casi 30 años, un libro con una grandísima historia, muchísimo contenido y muy excelente de leer.

Pero al igual que muchos libros, no es para cualquiera, ya que al ser un libro tan extenso con tanta historia y personajes por delante, a muchos les cansa leer esta clase de libros, de los lectores casuales lo mismo, no es un libro para comenzar en este mundo, pero sin lugar a dudas la paciencia y el poder disfrutar este libro pagina por pagina nos regalaran una experiencia magnifica.

Saga o universo del libro:

Serie: Canción de hielo y fuego

  1. Juego de tronos (1996)
  2. Choque de reyes (1998)
  3. Tormenta de espadas (2000)
  4. Festín de cuervos (2005)
  5. Danza de dragones (2011)
  6. Vientos de invierno (en desarrollo)
  7. Sueño de primavera (anunciado)

Descarga el libro Juego de Tronos PDF gratis En español Completo

Ficha técnica del Archivo
Nombre Juego de Tronos
Formato PDF
Idioma Español
Peso del archivo 16.08MB
Enlace Descargar
COMPRA EL LIBRO AMAZON

Te reiteramos una grandiosa bienvenida, te recordamos que no tiene que pagar para descargar lo libros tampoco tienes que registrare. la descarga e muy fácil y puedes leer estos libros en donde quieras. Si te gusta leer no olvides recomendar eta pagina a tus amigos. compártela en tus redes sociales y puntúa con una gran calificación. esperamos disfrutes estar aquí.